El puertoplateño Erik González cumplió la primera parte del sueño de todo joven jugador de béisbol que firma al profesionalismo: llegar a las Grandes Ligas.

González se convirtió el sábado pasado en el pelotero dominicano 672 en la historia de las Mayores al debutar con los Indios de Cleveland como bateador emergente en la octava entrada del partido contra los Mellizos de Minnesota, en el Target Field.

“En la caja de bateo, sentía mucha adrenalina por la emoción de estar en Grandes Ligas”, narró González en exclusiva para Prensa Escogido.

El estelar torpedero de los Leones del Escogido fue llamado por el dirigente Terry Francona para batear en lugar de Tyler Naquin con dos outs y un corredor en la primera base con el encuentro empatado a cuatro carreras.

González se ponchó en su primer turno de Grandes Ligas con cinco lanzamientos de su compatriota zurdo Fernando Abad. Permaneció en el partido como defensor del jardín derecho.