La esposa del cerrador dominicano de los Mets de Nueva York, Jeurys Familia, pidió que se desestime el caso de violencia doméstica contra el jugador, de acuerdo con declaraciones del fiscal.

El procurador de Fort Lee (New Jersey), Arthur Balsamo, dijo que tomará una decisión antes de que el 15 de diciembre se dicte una audiencia para continuar con el caso del delito menor a pesar de la objeción de Bianca Rivas, esposa de Familia.

En las declaraciones hechas a Newsday, Balsamo indicó que la mujer “se siente bastante segura de la situación” aunque advirtió que él tiene la última palabra. “Ella me dijo específicamente que no quería seguir el asunto. En última instancia, esa es mi decisión”.

En la demanda se indica que Familia presuntamente arañó el pecho de la mujer y le provocó un moretón en la mejilla derecha. El oficial Tony Pickens “encontró causa probable para creer que había ocurrido violencia doméstica”, según la queja inicial.

En la llamada que hizo Rivas a la Policía de Fort Lee, el pasado 31 de octubre a las 2:18 de la madrugada, dijo: “Mi marido tiene un poco de alcohol y se está volviendo loco”.

Aunque legalmente no se ha determinado si el caso continuará, las Grandes Ligas tienen la facultad de sancionarlo.