Luis Suárez no jugó la Copa América 2015 por un castigo impuesto por la FIFA desde que mordió al italiano Giorgio Chiellini en el Mundial de 2014.

Pero el delantero charrúa no se perdió la actividad de la "Celeste" en el torneo más importante del continente y tampoco se apartó de la polémica que dejó el partido de cuartos de final entre el anfitrión Chile y los charrúas.

Luego de que el árbitro Sandro Ricci expulsara al delantero uruguayo Edinson Cavani y no se percatara de la agresión verbal y física de Gonzalo Jara, quien tocó el trasero del futbolista del París Saint-Germain, "Lucho" se expresó en las redes sociales.

Al ariete del Barcelona le molestaron las condiciones del partido, así como las declaraciones de Alexis Sánchez, pues el hombre del Arsenal se quejó por el juego duro de los pupilos de Óscar Washington Tabárez.