Impacto en la WWE, que este martes 21 de junio anunció la suspensión por un mes del excampeón Mundial de Peso Pesado, Roman Reigns, por violar la política de bienestar del talento, pero no especificó la causa de la violación.

Mediante un comunicado, la empresa de que dirige Vince McMahon confirmó el anuncio, el que dejará al descendiente de samoanos fuera de acción hasta fines de julio.

De esta forma, Reigns quedaría fuera de la lucha por el título en el Pago Por Ver "Battleground", donde se supone que iba a enfrentar a Seth Rollins (quien lo destronó como monarca en el pasado "Money in the Bank") y Dean Ambrose (flamante monarca y quien le quitó el cetro a Rollins el pasado domingo, 19 de junio).

Buscaría el Campeonato Mundial de Peso Pesado ante Seth Rollins y el campéon Dean Ambrose en el próximo PPV.

Buscaría el Campeonato Mundial de Peso Pesado ante Seth Rollins y el campéon Dean Ambrose en el próximo PPV.

WWE

Foto:

La sanción del "Poder personificado" terminará tres días antes del próximo PPV, por lo que podría disputar la corona máxima de la empresa de entretenimiento deportivo estadounidense, pero se perdería toda la historia de rivalidad previa a la triple amenaza.

"Me disculpo con mi familia, amigos y fans por mi error en la violación de la política de bienestar de la WWE", publicó el luchador en su cuenta de Twitter.

El pasado 20 de junio en el show de RAW, se había pactado la triple amenaza para que Ambrose defendiera su corona en "Battleground", sin embargo ahora se desconocen los planes luego de este inesperado anuncio.

El próximo evento estelar de WWE se festejará el próximo 24 de julio, en el Verizon Center, de Washington, en el que hasta el momento solo se tenía pactada la triple amenaza entre Roman Reigns, Seth Rollins y el flamante campeón Dean Ambrose.