El exfutbolista, técnico y comentarista de fútbol Néstor Isella, un referente del equipo de Universidad Católica en los años 60, murió en Santiago en las últimas horas de este viernes, a causa de una neumonía, a los 78 años, informó hoy el club universitario.

Nacido en la ciudad de Rafaela en mayo de 1937, Isella fue un centrocampista de apariencia lenta "pero de una técnica extraordinaria", según recordó Ignacio Prieto, de quien fue compañero en la UC cuando llegó a Chile, en 1963.

Isella debutó como futbolista profesional con la camiseta del Unión de Santa Fe en 1956 y antes de cruzar la Cordillera de Los Andes hacia Chile jugó también en el Boca Juniors, Gimnasia y Esgrima de La Plata y River Plate.

En el fútbol chileno, fue campeón de la temporada 1966 con la Universidad Católica, club en el que permaneció hasta 1970, cuando se retiró.

No obstante, al año siguiente debutó como técnico de la Unión Española, con la que terminó en el tercer lugar del torneo y subcampeón en 1972, cuando además alcanzó las semifinales de la Copa Libertadores.

En 1973 y en 1978 dirigió a Universidad Católica, aunque también fue técnico del Palestino, Deportes Concepción, Audax Italiano y al Coquimbo Unido en 1979, año en que se retiró.

Se dedicó entonces a comentar fútbol y durante 22 años fue uno de los rostros del Canal 13 de la televisión chilena, junto al periodista Julio Martínez y al también exjugador Alberto Fouilloux.

Isella se identificó a tal punto con Chile que hasta exploró la política, como candidato a concejal del Partido Radical Socialdemócrata por el municipio santiaguino de Providencia, el año 2008.

"Néstor Isella significó mucho para todos los que somos hinchas de Universidad Católica y del fútbol en general", afirmó Luis Larraín, presidente de Cruzados, la sociedad que administra actualmente el club, en una declaración publicada en la página web de la entidad.

El texto destaca demás que Isella fue "un símbolo de la institución y embajador de los valores del club" y anuncia que este domingo, en el clásico contra la Universidad de Chile, en la decimotercera jornada del torneo de Apertura, los jugadores de la UC lucirán un brazalete negro y se solicitará a que antes del inicio se guarde un minuto de silencio en señal de luto.