Después de una temporada exitosa como cerrador con los Mets de New York, las expectativas respecto al trabajo de Jeurys Familia son superiores en este 2016.

En su segunda experiencia como cerrador oficial de los campeones de la Liga Nacional, Familia tiene la responsabilidad de mostrar que su desempeño no fue una casualidad y que como lo ha hecho en las últimas tres campañas, en las que cada año ha superado los números de la anterior, su labor de 2016 será mejor que la del calendario pasado.

Familia salvó 43 partidos en 48 oportunidades en 2015, mientras compiló una efectividad de 1.85, todo esto después de ocupar el puesto de cerrador del conjunto el 12 de abril de la pasada temporada, tras la suspensión por dopaje de su compatriota Jenrry Mejía, quien era el dueño del puesto hasta ese momento.

El trabajo del dominicano fue de ribetes históricos, al empatar el récord de rescates en una temporada del conjunto, que estaba en manos del también dominicano Armando Benítez, que en 2001 terminó con 43 victorias preservadas.

En este 2016, con un año más de experiencia en el rol de cerrador, el cual será suyo desde el día inaugural, una ofensiva mejorada y un picheo abridor que está entre los mejores de todas las Grandes Ligas, Familia (por lo menos en el papel) cuenta con los elementos necesarios para superar con creces lo alcanzado en la pasada contienda.

Poner un número exacto de rescates sería muy arriesgado, por las variantes que se presentan en medio de una temporada, pero si todo sale como lo esperan los Mets, surge la pregunta: ¿Podrá Familia alcanzar los 50 salvamentos en esta temporada?

La respuesta solo el tiempo la dará. En todo caso, Jeurys se prepara para dar lo mejor de sí, para volver a brillar en las Grandes Ligas.