En la derrota que los Hawks se llevaron ante los Hornets por 100-96, aparte del resultado, hubo otra noticia negativa para la franquicia de Atlanta.

Dwight Howard fue expulsado tras propinarle un codazo a Cody Zeller durante el final del último cuarto y los árbitros decidieron castigar la acción señalando una flagrante tipo 2.

Antes del golpe a Zeller, Howard parecía ya venir frustrado con el jugador de Charlotte tras una acción en el otro lado de la cancha, factor que pudo haber hecho explotar al pívot de los Hawks.

“No traté de golpearlo en la cara. Esto es baloncesto”, dijo Howard. “Mi trabajo es proteger el aro a toda costa. No estoy pidiendo disculpas. No puedo hacer otra cosa que vivir con ello”.