Falleció este lunes en Santiago a los 92 años de edad Piedad Pichardo viuda de Luna, inmortal del deporte dominicano, y quien fuera la segunda mujer exaltada al salón de la fama del deporte nacional en 1991 por su destacado desempeño en el baloncesto femenino.

Pichardo, quien falleció por causas naturales, fue una extraordinaria jugadora de baloncesto, pionera de esa disciplina a en la rama femenina, cuando se inició en 1937 jugando en el Liceo México de su ciudad natal. En 1941, Piedad fue figura principal midiéndose frente a la también inmortal jugadora Bienvenida Socías, cuando ambas jugaban en Santiago, Piedad como capitana del Club Atlético Cibao y Bienvenida como refuerzo del Deportivo Santiago.

Como baloncestista se destacó como armadora, aunque se desempeñó con éxito en otras posiciones. Tanto ella como Socías son consideradas como las grandes propulsoras del baloncesto femenino en nuestro país desde finales de la década de los 30 y principios de los 40.