Luego de haber disfrutado de una de las mejores campañas de su carrera el año pasado, Fernando Rodney tocó fondo en el 2015.

En el 2014, su primera temporada con los Marineros, el dominicano encabezó las Grandes Ligas con 48 rescates y fue convocado al Juego de Estrellas. Pero en agosto de este año, Seattle le dio de baja luego de que malograra seis oportunidades de rescate en 22 oportunidades y registrara promedio de carreras limpias de 5.68 en 54 presentaciones.

A los cuatro días, Rodney fue canjeado a los Cachorros, por quienes tuvo foja de 2-0 con efectividad de 0.75 en 14 juegos de temporada regular. Terminó la campaña con 4.74 entre Seattle y Chicago.

"Siempre digo que en la pelota no es como uno empieza, sino como uno termina", le dijo el oriundo de Samaná a LasMayores.com. "Fue un cambio que me favoreció".

Ahora mismo, el veterano está disputando su tercera postemporada - también llegó a los playoffs con los Tigres en el 2006 y los Rays en el 2013 - con un equipo de los Cachorros que aspira a avanzar a la Serie Mundial por primera vez desde 1945.

"¿Qué más puedo pedir?" expresó el diestro dominicano.

En los Cachorros, Rodney se ha reunido con Joe Maddon, quien fuera su manager durante dos temporadas cuando ambos estaban con los Rays de Tampa Bay. Fue con Maddon en el 2012 que Rodney tuvo la mejor temporada en la historia de un relevista con 50 presentaciones o más, sumando 48 salvamentos y logrando efectividad de 0.60 en 76 juegos.

"Una tremenda persona, como un padre para mí," dijo Rodney acerca de su capataz. "Me ha enseñado mucho, me ha ayudado mucho y me ha dado mucha confianza".

Agregó Rodney: "No tengo palabras para describir cómo él mantiene tanto talento contento y unido".

En el 2013, Rodney integró la selección de la República Dominicana que ganó invicto la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol. Ahora, el quisqueyano pretende agregarle un título de Serie Mundial a su historial.

"Me gustaría también ganar una sortija como parte de mis logros", expresó el diestro.