Una vez más, Fernando Rodney da muestra de porqué es uno de los jugadores favoritos de la fanaticada de los Leones del Escogido.

Y es que aún sin haber firmado contrato para la próxima temporada de Grandes Ligas, el nativo de Samaná no solo se vuelve a poner el uniforme rojo en el actual Round Robin sino que ya mostró disposición para lanzar hasta donde lleguen los melenudos.

“Creo que cuando eres agente libre y estás jugando en la liga de invierno es un pacto de conversación que debes tener”, dijo Rodney, en respuesta a la pregunta de si continuaría accionando con los Leones en caso de firmar contrato con algún conjunto de Las Mayores.

No es la primera vez que “La Flecha”, como popularmente le llaman en el ambiente beisbolero local, lanza con el Escogido en tal condición. Durante la campaña 2011-12, siendo agente libre y luego de una temporada difícil en el verano con los Angelinos, Rodney decidió integrarse a la tropa escarlata desde la vuelta regular, logrando una destacada actuación, que no solo fue vital en el éxito del Escogido en ruta a lograr el campeonato, sino que despertó la confianza de la gerencia de los Rays de Tampa Bay, equipo con el que firmó por dos temporadas en esa ocasión.

Un año más tarde, luego de un verano grandioso con los Rays, que le valió el galardón de “Relevista del Año”, el derecho de rectas duras y cambios desequilibrantes volvió a ponerse la franela escarlata, aun teniendo contrato asegurado con Tampa Bay, y con una actuación magistral selló la tercera corona en cuatro años para los Leones.

Hace dos temporadas, en la estación 2013-14, la última vez que los rojos fueron a la Serie Final, Rodney volvió a verse en situación similar. Pero su condición de agente libre no impidió que volviera a mostrar su entrega por la franquicia de béisbol invernal que lo convirtió en su primera selección en el sorteo de novatos del 2002.

Esa vez se integró en la parte final del Todos con Todos, ayudó al equipo a lograr su pase a la Final, donde no pudo evitar que los Leones cayeran ante los Tigres del Licey. Días más tarde, “La Flecha” pactó por dos años con los Marineros de Seattle.

Ahora, Rodney vuelve a entregarse por la causa roja y es parte de un relevo que luce como una de las grandes fortalezas del conjunto.

“Creo que mi presencia aquí va a dar más confianza a esos muchachos, los va a motivar un poco más al llegar a la lomita”, enfatizó.

Sobre su rol en el relevo, Rodney dice aún no sentirse en plenitud de condiciones como para cerrar partidos, pero asegura que mientras vaya tomando ritmo estará listo para asumir el rol que el dirigente Luis Rojas decida.

Esta campaña, los Leones han contado con una buena labor del experimentado cerrador Rafael Soriano, quien también es agente libre en el béisbol organizado.

“Él (Rojas) va a tener la respuesta de eso. Yo le dije que no había ningún tipo de problemas”, sentenció Rodney al respecto en una entrevista en la antesala escarlata.

Sin importar el rol que juegue, los Leones y su fanaticada deben sentirse afortunados por contar con la entrega e identificación que a través de los años ha demostrado Fernando Rodney con la franquicia.

“Cuando yo vengo a jugar vengo a jugar pelota; creo que me he sabido ganar el corazón de muchos gerentes, fanáticos y equipos (en Grandes Ligas), que me dan la libertad de jugar aquí, porque saben que lo vengo a hacer de corazón”, expresó el veterano de 38 años, quien está en su séptima temporada con los Leones.