El principal tenista dominicano tiene 35 años. El histórico Víctor Estrella, sigue sumando logros, pero el tiempo que puede durar al máximo nivel es una interrogante. Esto crea un escenario de renovación para el equipo de Copa Davis y la eliminatoria que inicia este viernes ante Chile es al mismo tiempo de laboratorio y campo de batalla.

La ausencia de Estrella es a la vez un problema y una oportunidad para los tenistas y técnicos dominicanos. También estarán ausentes los universitarios Roberto Cid y Peter Beltrán por compromisos con su alma máter South Florida. Cid está cotizando al alza en la NCAA en su último año y aparece como el quinto mejor jugador de la liga norteamericana.   

La prueba gira en torno a la capacidad de los tenistas emergentes para asumir roles de más envergadura que los que han tenido hasta este momento. El probado Bebo Hernández será el líder dominicano este fin de semana en Santiago y es probable que la mejor posibilidad criolla esté sujeto a que él logre dos puntos, y cuidado si se necesitan tres victorias de “Bebo”.

José Olivares está sembrado en los sencillos por primera vez en una oportunidad dorada para enseñar su estirpe. Nick Hardt es un adolescente que verá la acción de cerca y probablemente no entre a la cancha.

Manuel Castellanos es una adición interesante puesto que ha tenido éxito como doblista con la universidad Kennesaw State en la NCAA. El equipo dominicano siempre ha adolecido de un especialista en dobles, para no hablar de una pareja. Así que Castellanos puede ganar un puesto permanente en el equipo si causa una buena impresión ante los chilenos.

En el campo de batalla, los dominicanos tienen en frente a un equipo de Chile complicado, pero Hernández ha podido ganar a los principales jugadores del país al que adversa. Los chilenos son favoritos sin que esto descarte a los nuestros.

De todas, maneras se espera que el país tenga su plantilla completa en una segunda ronda o en el repechaje para mantenerse en el Grupo 1 de América, según sea el resultado de este fin de semana.