El último informe ofrecido por la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) sobre la salud de los jugadores durante la pasada temporada dejó un incremento en las conmociones cerebrales que hará que se estudie más a fondo las causas.

Lo que nadie deseaba que ocurriese dentro de la NFL se dio y es comprobar con datos que las conmociones cerebrales diagnosticadas se elevaron en cerca del 32 por ciento esta temporada.
El informe que fue dado a conocer este fin de semana refleja que durante los entrenamientos, la competición de pretemporada y temporada regular del 2015 hubo registradas 271 conmociones cerebrales.

Muy superior a las 206 de 2014 y las 229 de 2013, que la NFL utilizó para destacar la eficacia del protocolo de conmociones que implementó tras la temporada de 2012 cuando se dieron 261.

Pero el nuevo informe cuestiona esa eficacia después de ver como las conmociones en los partidos de temporada regular se elevaron en el 58 por ciento de 2014 al 2015, al llegar a las 182, la más alta en las últimas cuatro campañas. La distribución de las 271 conmociones fue de 234 que se dieron en partidos y 37 en los entrenamientos, de acuerdo al informe ofrecido por Quintiles Injury Surveillance and Analytics, la compañía encargada de realizar el estudio. En el mismo también se establecen como las causas más comunes de las conmociones cerebrales durante los partidos de temporada regular el contacto con otro casco (92).

Le siguen el contacto con la superficie de terreno de juego (29) y otras 23 se dieron por el contacto con un hombro.

Jeff Miller, vicepresidente de las políticas de salud y seguridad de la NFL, dijo durante una conferencia telefónica que la liga estudiará qué pudo haber provocado el significativo incremento que aporta el informe.

En una primera consideración, Miller dijo que entre las posibles causas que generaron el incremento puede estar el aumento del número de jugadores que fueron revisados por posibles conmociones. La liga también informó de un aumento en las lesiones de rodilla en el ligamento cruzado anterior y medial colateral.