Freddy García disfruta lo que él ha calificado como su último adiós al béisbol profesional como lanzador, en su tercera Serie del Caribe-pero su primero como jugador activo--en representación de Venezuela con los Tigres de Aragua.

"Estoy bastante contento de estar aquí, acompañando al equipo de los Tigres y a Venezuela", dijo García, de 39 años de edad. "Esto es bastante especial. Tengo la familia conmigo y espero hacer el trabajo".

Hasta ahora, sí ha hecho el trabajo. El lunes en su debut en Clásicos del Caribe, García lanzó 6.0 innings en los que permitió una sola vuelta para adjudicarse la victoria frente a los Cangrejeros de Santurce (Puerto Rico). Y en caso del equipo venezolano alcanzar la gran final de la Serie el domingo, García será el señalado para subirse al montículo por los Tigres.

"¿Quién más?", expresó el manager de los felinos, Eduardo Pérez, al tocar el tema de una potencial final para Venezuela. "Un muchacho que lanzó en la Serie Mundial y la ganó. No creo que nadie en Venezuela tenga más experiencia para lanzar un juego así".

Efectivamente, el momento más recordado de García en Grandes Ligas fue el Juego 4 de la Serie Mundial del 2005, cuando el caraqueño lanzó 7.0 ceros para ayudar a los Medias Blancas de Chicago-dirigidos por el también venezolano Ozzie Guillén-a completar una barrida de los Astros de Houston en el Clásico de Otoño. Ahora García, con títulos de la Serie Mundial y la Liga Venezolana en su haber, quisiera cerrar su carrera con broche de oro ganando una corona de la Serie del Caribe.

"Creo que sería grandioso, ya que de verdad traemos un buen equipo", dijo García al hablar de dicha posibilidad. "Agregamos buenos refuerzos y creo que si pitchamos, el bateo va a estar ahí.

"Siempre he estado preparado para esos juegos", continuó el lanzador venezolano más ganador (156 triunfos) en la historia de Grandes Ligas. "La verdad es que es bastante emocionante cuando te tocan. Gracias a Dios siempre he podido salir adelante y espero que esto no sea la diferencia".

Definitivamente, confianza en García no le falta a Pérez.

"Él sabe cómo lanzar y es muy inteligente", dijo el piloto, ex receptor de Grandes Ligas. "Ya no va a tirar a 95, 96 (millas por hora) como antes, pero puede llegar a 90, 89 y luego de todos esos pitcheos lentos, puede pasar con la recta. Y sabe tirar para strikes esos pitcheos rompientes".