La mala temporada del Chelsea obligó al técnico José Mourinho a salir por la puerta de atrás del club.

"The Special One" dejó el timón de los "Blues" el pasado 17 de diciembre, cuando el equipo se encontraba en el lugar 16 de la tabla general, cerca de la zona de descenso.

Ahora que el luso se encuentra lejos de Londres, John Obi Mikel confesó que el ambiente no era el mejor cuando eran dirigidos por "Mou".

"Mourinho es un entrenador fantástico y siempre lo será, pero ahora todo está bien. Hay que admitir que desde que José se fue el ambiente en el equipo ha mejorado", indicó el futbolista nigeriano.

Tras la salida de "Mou", el holandés Guus Hiddink tomó las riendas del Chelsea, que en estos momentos ocupa el puesto 14 de la Premier League con 20 puntos, tres más que el Newcastle, el mejor club de la zona de descenso.