Aitor González conquistó la competición ibérica en 2002 y ahora fue captado in fraganti mientras entraba a escondidas a una tienda de teléfonos celulares