Los actuales campeones de liga, los Warriors de Golden State, evitaron la eliminación de las finales de la Conferencia Oeste al tener en el base Stephen Curry al líder que los guió al triunfo de 120-111 ante los Thunder de Oklahoma City en el quinto partido de la serie que disputan al mejor de siete.

A pesar de la derrota, los Thunder tienen ventaja de 3-2 en la serie al mejor de siete, y el sexto partido se jugará el próximo sábado en Oklahoma City, donde los Warriors perdieron los dos anteriores (tercero y cuarto).

Los Warriors tratan de ser el décimo equipo en la historia de la NBA que después de haber estado abajo 1-3 en la eliminatoria consigue remontarla.

Curry se reencontró de nuevo con su mejor baloncesto y reivindicó la condición de premio MVP, que además también fue elegido de forma unánime al Equipo Ideal de la NBA.

Nadie más que él era consciente que sin una actuación brillante suya el equipo iba a tener muchos problemas a la hora de evitar la eliminación si no conseguían la victoria.

No fue fácil, pero Curry junto con el escolta Klay Thompson volvieron a ser los "Splash Brothers" que se combinaron para 58 puntos y junto con el ala-pívot Draymond Green, el protagonismo de los hombres altos en el juego interior, y la aportación de los reservas, fueron superiores a los Thunder, que tuvieron en el alero Kevin Durant al líder encestador con 40 tantos.

Curry jugó un baloncesto completo durante los 37 minutos que estuvo en la pista del ORACLE Arena, donde anotó 9 de 20 tiros de campo, incluidos 3 de 8 triples, y estuvo perfecto 10-10 desde la línea de personal, lo que le permitió llegar a los 200 puntos en la competición de los playoffs, el quinto jugador de la franquicia que lo consigue..

Además capturó siete rebotes, todos defensivos, repartió seis asistencias, recuperó cinco balones y perdió otros cinco sin cometer ninguna personal.

Curry en el tercer periodo anotó la canasta que lo puso con 1.248 puntos y superó al legendario Wilt Chamberlain (1.246) como segundo máximo encestador en la competición de los playoffs.

Thompson también brilló en el juego ofensivo al anotar 27 tantos, incluidos 2 de 9 triples, y acertó 9 de 10 desde la línea personal.

Mientras que Green también hizo sentir su condición de jugador clave dentro de la pintura y en trabajo defensivo al quedarse de nuevo a las puertas de un triple-doble.

Green consiguió 11 puntos, 13 rebotes, cuatro asistencias, recuperó un balón, perdió dos, y puso cuatro tapones, que lo dejaron líder en esa faceta del juego.

Pero si hubo un jugador decisivo dentro de la pintura ese fue el pívot australiano Andrew Bogut, anulado por los hombres altos de los Thunder en los partidos anteriores, pero que esta vez surgió con un doble-doble monumental de 15 puntos (7-9, 0-0, 1-2), 14 rebotes --10 fueron defensivos--, repartió dos asistencias, recuperó dos balones, perdió otros dos, y puso dos tapones.

También volvieron a ser importantes en el triunfo de los Warriors, los reservas, el pívot Marreese Speights que consiguió 14 puntos en nueve minutos de acción al anotar 4 de 7 tiros de campo, incluido un triple, y estuvo perfecto 5-5 desde la línea de personal, además de capturar dos rebotes.

El escolta Andre Iguodala también estuvo brillante en la distribución del juego al conseguir ocho asistencias que lo dejaron líder en esa faceta, y anotó ocho puntos, incluido un triple al comienzo del cuarto periodo que le di a los Warriors una ventaja parcial de nueve puntos que sería decisiva.

Aunque los Thunder nunca se dieron por vencidos y lucharon hasta el final en busca de la remontada y el triunfo que los hubiese puesto en las segundas Finales de la NBA en su historia con la sede en Oklahoma City.

Durant a falta de 4:34 minutos para el final del partido anotó un triple y puso el parcial de 103-98, pero Curry respondió con jugada de tres tantos y volvió a tener el control, como lo hizo al irse al descanso con parcial de 58-50.

Los Thunder lucharon en el tercero y con parcial de 67-68 tuvieron la primera ventaja de la noche, pero de nuevo lo cerraron con la ventaja de 81-77 y al inicio del cuarto Iguodala con un triple monumental incrementó la ventaja hasta nueve.

Junto a Durant, que estuvo perfecto desde la línea de personal (13-13) y siete rebotes, encabezó el ataque de los Thunder, mientras que el base Russell Westbrook aportó 31 tantos, ocho asistencias, siete rebotes, recuperó cinco balones y perdieron otros siete.

El ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka se convirtió en el tercer máximo encestador al aportar 13 puntos (5-10, 3-5, 0-0), capturó siete rebotes, incluidos siete defensivos y repartió tres asistencias en los 40 minutos que jugó