El Torneo de Baloncesto de Distrito Nacional estaba pautado para iniciar el próximo jueves 18 en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto hasta que se dio a conocer la instalación fue cedida al Partido Revolucionario Dominicano para la proclamación del presidente de la República, Danilo Medina, como candidato de esa organización para las elecciones del 15 de mayo.

El balde de agua fría cayó sobre los amantes del básquet y del deporte nacional, quienes se expresaron masivamente por redes sociales y medios interactivos. Es una pena que esto le suceda a un evento que trata revivir en forma desesperada y tras un notable esfuerzo de la Asociación de Baloncesto del Distrito Nacional.

Lo malo es que el aviso llega con tan poco tiempo para tomar medidas alternas que hace difícil un movimiento de escenario, el cual además, sería indeseable ya que la casa natural del torneo es, ha sido y debe ser “La Casa del Profesor”.

La queja en torno al uso constante de las instalaciones deportivas para actos proselitistas y eventos artísticos es viejas. No veo mal que las instalaciones sean usadas en “temporada muerta”, pero poner caso omiso a un anunció hecho hace meses para el comienzo de un evento, cae en el terreno del irrespeto. Y ya he escrito que el deporte nunca ha sido respetado en su justa dimensión por el Estado y aquí hablo de todos los gobiernos, para los que politizan cada pensamiento contrario a su posición.

Lo malo no es que usen el Palacio de los Deportes, lo que está mal es el abuso contra un evento que se ha montado con sacrificio y desvelo. Lo malo es que el deporte siga comiendo lo que dijo el coronel de Gabo.