Ken Griffey Jr. impone récord en su elección

Marcó los noventa, fue la cara del béisbol; su desempeño en el terreno y su sonrisa de un millón de dólares lo ha colocado en el sitial que merecen estar los grandes de este deporte. Griffey estableció una nueva marca al lograr el 99.3% de los votos (437 de 440) para ingresar al Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas, superando el anterior establecido por Tom Seaver que estuvo en el 98.8% de las boletas de los votantes.

El nuevo inmortal del deporte disputó 22 temporadas divididas entre los Marineros de Seattle, Rojos de Cincinnati y Medias Blancas de Chicago; fue convocado a 13 Juegos de Estrellas y se encuentra en el sexto lugar en la historia de Grandes Ligas con 630 cuadrangulares.

Se convirtió en el primer seleccionado en el turno No. 1 en ser exaltado al Salón de la Fama.

Mike Piazza, a la cuarta fue la vencida

Unos de los mejores receptores en la historia del béisbol de las Grandes vio honrar su nombre este miércoles al ser anunciado como uno de los dos nuevos seleccionados para ingresar al pabellón de los inmortales situado en Cooperstown.

Piazza, quien apareció por cuarto año en la boleta, en su carrera de 16 temporadas en las mayores jugó para los Dodgers de Los Ángeles, Marlins de la Florida, Metros de Nueva York, Padres de San Diego y Atléticos de Oakland.

Es el líder en jonrones entre los receptores en la historia de la MLB con 427; fue convocado a 12 Juegos de Estrellas y se adjudicó 10 Bates de Plata.

El hoy inmortal de este deporte figuró en 365 boletas, lo que representó el respaldo del 83% de los votantes.

Se quedaron a un paso de la inmortalidad

Mark McGwire dice adiós a las boletas

Mark McGwire no consiguió el 75% de los votos de los miembros de la Asociación de Escritores del Béisbol de América (BBWAA), y se quedó con un 12.3% en la elección al compilar 54 votos, por lo que su nombre será excluido de la papeleta para la elección del 2017.

Esto se debe a que las reglas establecen que un jugador es eliminado de la boleta al cumplir los 10 años figurando en la misma. El décimo jugador con más jonrones en la historia del béisbol de las mayores puede ser elegido por el Comité de Veteranos.

Sammy Sosa sigue con vida para el 2017

Sosa pasó la prueba de fuego al lograr un 7% de los votos, lo que le garantiza mantenerse en la boleta para el año 2017. El dominicano logró un mayor porcentaje en esta ocasión ya que en el 2015 solo alcanzó el 6%.

Pero esto en parte se debe a la disminución de 550 votantes a 450 que ejercieeron en esta ocasión. En la pasada elección obtuvo 36 sufragios y en esta apareció en 31 papeletas.

Barry Bonds mejora, pero no pasa

El líder en cuadrangulares en la historia del béisbol de liga mayor con 762, no recibió el respaldo del 75% de los escritores norteamericanos que siguen este deporte, pero recibió una mayor cuota dentro de los resultados de la elección en comparación con la anterior.

Bonds apareció en 195 papeletas, alcanzando el apoyo del 44.3%, de los que cuentan con derecho a participar de la elección. Esto constituyó un incremento de casi de un 8% (36.8), en contraste con los resultados pasados.

Clemens en el mismo barco de Sosa y Bonds

Al igual que Sammy Sosa y Barry Bonds los porcentajes en los resultados de la votación de este año se incrementaron para Roger Clemens, pero no fueron suficientes para lograr los votos necesarios para ingresar al templo de los inmortales ubicado en Cooperstown.

Clemens, siete veces ganador del premio Cy Young como mejor lanzador en las Grandes Ligas, sacó 199 votos (45.2%), quedando en el séptimo puesto entre los elegibles, justo delante de Bonds.

Jeff Bagwell 315 (71.6%), Tim Raines 307 (69.8%) y Trevor Hoffman 296 (67.3%) fueron los otros candidatos que estuvieron cerca de lograr ingresar al Olimpo de los mejores jugadores de béisbol en la historia de las Grandes Ligas, pero ninguno alcanzó el 75% necesario para lograr abrir el candado y entrar por la puerta grande en esta oportunidad.