Gonzalo Jara fue recibido y homanejeado por el gobierno de la ciudad de Concepción, lugar de nacimiento del defensa chileno y reciente ganador de Copa América. 

Autoridades políticas de la urbe le entregaron a Jara una placa en reconocimiento por su desempeño con la selección de Chile.

Atrás quedó la polémica acción en la que el defensa tocó el trasero del uruguayo Edinson Cavani y después exageró una bofetada que provocó la expulsión del delantero charrúa, en los cuartos de final del torneo continental.

"No podemos dejar pasar la oportunidad de reconocer a nuestro coterránero, que ahora es parte de la historia. Gonzalo ha demostrado ser una pieza importante en la selección, al punto de ser el cuarto con más partidos con la camiseta de Chile en la historia de nuestro fútbol", indicó Benavente.

Jara viajará a Alemania para tratar su salida del Mainz 05, club en el que ya no era titular y que no vio con buenos ojos la acción del defensa en los cuartos de final de la Copa América 2015.

"No lo podermos tolear. Si llega una oferta por él, se puede marchar", indicó Christian Heidel, director deportivo del conjunto de la Bundesliga, un día después del incidente.