El pívot de los Boston Celtics, Al Horford, se perderá el encuentro de esta noche ante Miami Heat por motivos personales. “Estará listo de nuevo el martes en el entrenamiento”, dijo el entrenador Brad Stevens en la cuenta oficial en Twitter de los Celtics.

Horford solamente ha disputado siete partidos con los Celtics esta temporada después de haberse perdido muchos encuentros con una conmoción cerebral sufrida en un entrenamiento de la franquicia de Boston. Sin embargo, su mera presencia transforma el juego de los Celtics, que no han empezado la temporada como se esperaba y tienen un récord de 9-7. Sin Horford, los Celtics tienen un balance de 4-5.

El motivo de la ausencia de Horford es el nacimiento de su segundo hijo, algo que explica que Brad Stevens haya sido tan rápido en dar una fecha de vuelta a la actividad del fichaje estrella de los Celtics este verano.