Jake Arrieta y Josh Tomlin serán los encargados de subir a la lomita del Progressive Field como los abridores del Juego 6 de la Serie Mundial entre los Cachorros y los Indios.

Arrieta, quien ganó el Juego 2, realizará su cuarta apertura de la postemporada y segunda de la Serie Mundial. El derecho controló a Cleveland a una carrera y dos imparables en cinco entradas y dos tercios, ponchando a seis bateadores. En 15 presentaciones en la ruta, su récord fue de 11-3 con 3.59 de efectividad esta campaña.

Sin importar quién salga campeón, la ciudad de Cleveland será testigo historia esta semana. Eso es lo que tiene garantizada la Serie Mundial, en la cual la Tribu está a apenas una victoria de coronarse campeón mientras que los Cachorros, quienes están un juego abajo, intentarán mantenerse vivos para obligar el séptimo y decisivo encuentro el miércoles.

La última vez que un título se aseguró en Cleveland fue el 27 de diciembre de 1964, cuando los Cleveland Browns vencieron a los Baltimore Colts en el partido de campeonato de la NFL.

A pesar de estar abajo en la serie, Chicago viene de ganar el Juego 5 del Clásico de Otoño y les motiva saber que en el Juego 6 cuentan con Kyle Schwarber como bateador designado, que tendrán a Arrieta como su abridor y que, si logran extender su temporada, tendrían a Kyle Hendricks en el montículo.

Por su parte, los Indios también se sienten muy confiados al saber que Tomlin abrirá, pues el comando de su curva dominó a los Cachorros en el Juego 3. El diestro realizó apenas 58 lanzamientos en caso de que tuviesen que emplearlo hoy y su efectividad de 1.76 en octubre ha sido el factor sorpresa que le ha permitido a la rotación de Cleveland sobrevivir sin el venezolano Carlos Carrasco ni el dominicano Danny Salazar.

Andrew Miller y el cubano Aroldis Chapman han tenido una labor algo similar en esta serie, en las que en ocasiones han lanzado más de un inning. Sin embargo, la diferencia para el encuentro del martes es que Miller viene totalmente descansado, pues no vio acción en el Juego 5, mientras que Chapman fue empleado por dos entradas y dos tercios desde el séptimo hasta el noveno episodio.

La verdad es que no sabemos qué pasará esta noche, ni cuál de estos dos equipos hará historia, lo que sí sabemos es que estamos muy cerca de ver algo muy especial en el béisbol.