Ganar o morir. Es la situación que enfrentan los Cachorros de Chicago en la Serie Mundial ante los Indios de Cleveland, quienes buscan coronarse este martes por primera vez desde 1948 en el sexto juego de esta serie que se celebrará esta noche en el Progressive Field, hogar de los campeones de la Liga Americana.

La Tribu está adelante en la serie 3-2.

Las apuestas de los dirigentes Terry Francona, por los Indios, y Joe Maddon, por los Cachorros, para subir al montículo en este importante duelo son Josh Tomlin y el ganador del premio Cy Young de la pasada temporada, Jake Arrieta.

Tomlin, quien se ha desempeñado como  abridor en a la rotación de los Indios en la postemporada, debido a las lesiones que sufrieron el dominicano Danny Salazar (está en el bullpen, tras regresar para la Serie Mundial) y del venezolano Carlos Carrasco, se ha desempeñado mejor de lo esperado, tanto por su dirigente, como también por sus rivales.

En tres aperturas en los actuales playoffs, Tomlin tiene marca de 2-0 con 1.76 de efectividad y los Indios han ganado cada una de sus presentaciones. Como local ha actuado en dos compromisos, ganando uno y saliendo sin decisión en el otro.

Tomlin, quien no ha permitido más de dos carreras en ninguna de sus apariciones en esta etapa, ya enfrentó a los Cachorros en el tercer juego de la serie, en el cual lanzó 4.2 entradas en blanco, en las que le conectaron dos imparables, otorgó una base por bolas y ponchó a un bateador.

La clave del derecho de los Indios en esta postemporada ha sido mantener la pelota dentro del parque. En la temporada regular Josh permitió 36 vuelacercas (la tercera mayor cantidad en las Grandes Ligas), mientras en esta etapa nadie ha podido mandarle la pelota fuera del parque.

A diferencia de la fase regular, cuando le conectaron 262 batazos por el suelo y 322 elevados, en los playoffs solo le han conectado 15 elevados y 29 rodados, por lo cual la posibilidad de que le peguen de cuadrangular ha descendido. Tanto es así que solo ha permitido dos extrabases (dos dobles) en 15 entradas de trabajo.

Además de la buena labor que ha desarrollado Tomlin hasta el momento, Arrieta tendrá que vencer a unos Indios que durante toda la temporada han sido un hueso duro de roer en su casa, donde en la fase regular tuvieron marca de 53-28 y en esta postemporada tienen récord de 5-1.  Esa única derrota ocurrió en el segundo juego de la Serie Mundial, justamente en contra el derecho de los Cachorros.

En ese encuentro, Arrieta, que tiene registro de 1-1 con con 3.78 en su trabajo en los playoffs,  lanzó 5.2 episodios de dos imparables, una carrera, tres bases por bolas y seis ponches. Cada una de las aperturas de Jake ha sido en la ruta.

Las salidas de Tomlin no han sido largas, pero esto no es algo que facilite la tarea de los Cachorros, ya que los Indios contarán con un Andrew Miller con dos días de descanso y con Salazar para lanzar en cualquier escenario que Francona lo necesite.

Los Cachorros buscarán otra oportunidad de vida esta noche, frente unos Indios que tratarán de acabar con el sueño de gloria que se le ha escapado por más de 100 años a los fanáticos de Chicago.