Los Cachorros de Chicago han adquirido al lanzallamas cubano Aroldis Chapman en un canje con los Yankees de Nueva York, según varios informes.

A cambio del zurdo, los Bombarderos recibirían a cuatro prospectos, incluyendo al campocorto venezolano Gleyber Torres, de 19 años de edad, quien está considerado el 24to mejor prospecto de todo el béisbol por MLB Pipeline.

Chapman, de 28 años de edad, tiene foja de 3-0 con promedio de carreras limpias de 2.01 por Nueva York esta temporada. En 31.1 innings de labor, ha ponchado a 44 bateadores. El oriundo de Holguín, Cuba, puede convertirse en agente libre cuando concluya la temporada regular, pero se ha informado que los Cachorros querían hablar con el serpentinero acerca de una extensión antes de acceder al canje.

Además de Torres, quien bateaba .275 con nueve jonrones en 94 compromisos en Clase-A esta temporada, los Yankees también recibirían al jardinero Billy McKinney, al diestro Adam Warren y al guardabosque Rashad Crawford.

En el 2014, McKinney, de 21 años, pasó de los Atléticos a los Cachorros junto con Addison Russell a cambio de Jeff Samardzija y Jason Hammel. A McKinney se le considera el 75to mejor prospecto de Grandes Ligas por MLB Pipeline. El guardabosque, quien batea a la zurda, fue seleccionado en la primera ronda del draft amateur del 2013 y batea .252 con un cuadrangular, 12 dobles y tres triples en 88 juegos por Doble-A Tenesí esta temporada.

Warren estaría regresando con los Yankees, equipo con el que comenzó su carrera como ligamayorista antes de ser canjeado por el infielder dominicano Starlin Castro durante el receso temporada. El derecho tiene marca de 3-2 con efectividad de 5.91 en 29 presentaciones y una apertura por los Cachorros esta temporada.

Crawford, de 22 años de edad, fue seleccionado por los Cachorros en la 11ra ronda del draft amateur del 2013. En 83 juegos por Myrtle Beach esta temporada, su promedio es de .255 con tres bambinazos y ocho triples.

Los Yankees adquirieron a Chapman desde los Rojos el pasado invierno a cambio de cuatro jugadores de liga menor. Bajo la política de violencia doméstica de Grandes Ligas, el lanzador cumplió una suspensión de 30 juegos a principios de la temporada debido a su participación en un supuesto incidente en octubre.