Las renuncias a estar con el Team USA están empezando a repetirse de manera sistemática casi cada día. Y aunque el fondo de armario que tienen los americanos no hace pensar en que bajen el nivel, lo cierto es que el número de bajas es bastante significativo.

Y si miramos a una posición en concreto, el hueco llama aún más la atención. Tras las bajas de Stephen Curry y de Russell Westbrook, los bases del equipo estadounidense van agotándose y ante esa “llamada de emergencia” ha aparecido un jugador deseoso de estar en la cita olímpico. Con o sin Zika.

Isaiah Thomas expresó ayer en su cuenta de Twitter su máxima predisposición a ser un miembro de USA Basketball, señalando que “me gustaría tener la oportunidad de ir. Mirando la historia, nunca he visto un small guard siendo seleccionado incluso para probar”.

Habrá que ver si el abanico de opciones vuelve a abrirse y Thomas acaba siendo rescatado para la misión de conseguir el oro en Brasil.