Otro jugador que quiere explorar la agencia libre, a ver qué puede depararle el nuevo margen salarial de 92 millones, es J.R. Smith, escolta de los Cavaliers, tal como se hizo eco el Cleveland Plain Dealer.

J.R. sería, de esa forma, agente libre sin restricciones al haber desestimado acogerse a su opción de jugador para seguir en Cleveland por una cantidad poco superior a los 5 millones de dólares.

El escolta, inmerso ahora mismo en las Finales de la NBA con los Cavs, firmó el año pasado dos años por 10,3 millones de dólares, pero dejando una opción para salirse de tal vinculación al término del primer año.

La estrategia de Smith no pasa por abandonar Cleveland a grito de “ingrato el último”, sino que pretende beneficiarse de un contrato más cuantioso. “Aquí (los Cavs) es donde quiero estar”, dijo recientemente el jugador sobre su futuro.

Ya se sabe, no es que quiera huir, solo quiere su porción del pastel que empezará a repartirse a partir de julio.