Cuando termine la próxima Serie Mundial, Jhonny Cueto será uno de los agentes libres más cotizados del mercado, pero su valor va a variar según sea su desempeño en esta postemporada.
La labor del derecho dominicano con los Reales de Kansas City ha dejado mucho que desear y este escenario le brinda una oportunidad idónea para mostrar que es un lanzador de elite en las Grandes Ligas.

Cueto tuvo marca de 11-13 con 3.44 de efectividad, su peor registro en victoria y derrotas desde su primera campaña con los Rojos de Cincinnati en el 2008, año en el que terminó con 9-14 y 4.81 en porcentaje de carreras limpias.

Antes de su llegada a los Reales a mitad de temporada, procedente de los Rojos, Jhonny era considerado uno de los principales lanzadores cabeceras en las Grandes Ligas, contaba con récord 7-6 y efectividad de 2.62, esto cambió en una forma dramática en Kansas, concluyendo con números de 4-7 y porcentaje de carreras limpias admitidas de 4.76, quedando a deber a su nuevo equipo, que buscaba en él a un líder de rotación.

El oriundo de San Pedro de Macorís y quien será agente libre en la temporada muerta de MLB, tiene en su brazo la oportunidad de revertir todo lo anterior, comenzando por su compromiso del próximo viernes ante los Astros de Houston.

Sus números en postemporada no son los mejores (0-2 con 5.19 en 8.2 entradas) y contra los Astros su historial es negativo con 3-6 y efectividad de 3.64 en 13 aperturas. Esto puede cambiar en esta oportunidad, ya que la última ocasión en que los enfrentó fue en la campaña de 2013, logrando el triunfo, al lanzarles cinco entradas en blanco, de cinco ponches y una transferencia.

La confianza de Cueto ante este nuevo reto se ve fortalecida por la forma en las que lanzó en sus últimas cuatro aperturas (todas de calidad), en las que trabajó 25 entradas, permitiendo 9 carreras y con 15 ponches, ganando dos y perdiendo en una ocasión. Un elemento a resaltar es que en este trayecto solo permitió un cuadrangular, en comparación a los cuatro que le conectaron en su trabajo previo a esta labor.

Cada picheo que realice será seguido con cautela y puede marcar el futuro de este gladiador en el béisbol de liga mayor de cara a la agencia libre, algo de lo que debe estar consciente y por lo cual deberá dejarlo todo en el terreno, hasta casarse con la gloria a finales de octubre.