Carmelo Anthony se convirtió el pasado domingo en el primer jugador de la historia que consigue tres medallas olímpicas de oro en baloncesto masculino. Todo un éxito que le sirvió para despedirse de la selección estadounidense en lo más alto. El alero anunció su retirada del Team USA para concentrarse en su carrera NBA, pero un entrenador que le conoce estupendamente bien desde su época universitaria en Syracusse, Jim Boeheim, no confía demasiado en las opciones de su ex-pupilo de ganar un anillo.

“Es improbable que gane un título de la NBA”, explicó Boeheim en declaraciones recogidas por The Post-Standard. “Nunca ha estado en un equipo que haya tenido una oportunidad remota de ganarlo. Como jugador, todo lo que puedes hacer es intentar que tu equipo sea mejor, y en cualquier equipo en el que ha estado les ha hecho mucho mejores. Denver no había hecho nada antes de su llegada y les llevó a Playoffs, aunque no iban a ganar a Lakers y Spurs, que en aquellos años ganaban el campeonato la mayoría de las veces”.

Boeheim, entrenador del equipo de Syracuse que ganó el título de 2003 con Carmelo Anthony de estrella, ha sido también asistente de Mike Krzyzewski en sus tres oros olímpicos, reconoció la labor del alero en Río 2016. “Ha sido un muy buen líder para el equipo de este año”, explicó. “Cuando pasábamos por apuros, fue una buena voz en el vestuario. Mantuvo a todo el mundo unido. Teníamos a mucha gente nueva que no estaba acostumbrada, alguno de ellos no habían salido desde el banquillo en bastante tiempo y fue un problema para ellos, pero todo salió bien”.