Joachim Low está en boca de todo el mundo. El técnico alemán fue captado por las cámaras de televisión en el partido de Alemania con Ucrania introduciendo su mano en los genitales y luego oliéndose los dedos, lo que repitió tras rascarse el trasero. Como era de esperar, el video se viralizó rápidamente y el asqueroso comportamiento le trajo críticas por todos lados.

Por eso, en la previa del encuentro de la segunda fecha ante Polonia, el bávaro tuvo que salir a dar explicaciones de su comportamiento y se disculpó con todos aquellos que se sintieron ofendidos.

"Pasó, por supuesto que lo siento. Uno está con la adrenalina al máximo", dijo el técnico del campeón del mundo en el Stade de France de Saint-Denis, donde mañana se medirá ante uno de sus clásicos rivales. 

"Las cosas pasan. De alguna manera no se hace de forma consciente e intentaré comportarme de otra manera", dijo Löw, que también comentó las críticas que recibió su "look" en el partido: "el próximo partido llevaré una camiseta gris clara en lugar de una gris oscura", anunció.

En lo futbolístico, Alemania venció en la primera fecha por 2 a 0 a Ucrania y buscará mantener ese mismo nivel ante su clásico rival, Polonia. El partido se jugará este jueves a las 21:00 horas locales en el Stade de France.