El abridor dominicano Johnny Cueto trabajó la ruta completa y aceptó sólo cuatro imparables para conducir la victoria de los Gigantes de San Francisco por 2-1 sobre los Padres de San Diego.

Cueto (6-1) lanzó las nueve entradas y se apuntó su sexta victoria en lo que va de competición.

El dominicano permitió cuatro imparables, una carrera, regaló dos pasaportes, ponchó a ocho enemigos y dejó en 2.70 su promedio de efectividad.

Para Cueto es su segundo juego completo de la temporada, ambos contra los Padres, ante quienes mejoró su marca personal a 4-1 de por vida, incluyendo una blanqueada el 26 de abril.

El guardabosques Hunter Pence (7) pegó batazo de cuatro esquinas con un corredor en el camino para darle forma a la pizarra de los Gigantes.

La derrota fue para el abridor Drew Pomeranz (4-4) en seis episodios, aceptó cuatro imparables, un jonrón y dos carreras.