La fanaticada de los Reales de Kansas City sabe quién es el verdadero Johnny Cueto. Lo conoció desde que fue adquirido de los Rojos de Cincinnati. Lo admiró cuando tiró una perla de buen pitcheo frente a los Astros de Houston. Ahora todo el mundo lo sabe.

Cueto reverdeció laureles con una joya desde la lomita, para maniatar en apenas una carrera a los Mets de Nueva York en faena completa de apenas dos imparables, dirigir a los Reales de Kansas City a la victoria por 7-1 y colocar a los campeones de la Liga Americana a solamente dos triunfos de la segunda corona absoluta en la historia de la franquicia.

El experimentado abridor derecho se convirtió en el primero de la historia del Clásico de Octubre con nueve entradas con dos imparables o menos desde el inmortal Greg Maddux por los Bravos de Atlanta en el Juego 1 de la Serie Mundial de 1995 frente a los Indios de Cleveland.

Ningún lanzador de la Liga Americana había hilvanado una faena similar desde Jim Longborg con los Medias Rojas de Boston en el Juego 2 de la Serie Mundial de 1967 contra los Cardenales de San Luis.

De paso, Cueto es el primer lanzador del Joven Circuito con un juego completo en la Serie Mundial desde Jack Morris en el séptimo desafío de 1991 por los Mellizos de Minnesota ante los Bravos.

Por si fuera poco, Cueto es apenas el segundo lanzador de los Reales con perlas consecutivas de ocho episodios o más en casa en una misma postemporada. ¿El otro? El zurdo Charlie Leibrandt en 1985.

Aparte de la enorme calidad que desplegó desde la lomita, el veterano de la tierra del merengue lanzó con el corazón en la mano al dedicarle el triunfo a su compañero de equipo y paisano Edinson Vólquez, debido a la muerte del padre de su colega.

"Se lo dedico bien grande de mi corazón, a él, a su familia y al papá que está muerto, que lo tenga en gloria", declaró emocionado Cueto, frente a un grupo de periodistas latinoamericanos. "El juego bueno fue el quinto [de la Serie Divisional frente a los Astros]. Es la razón por la que estamos aquí todavía".

En su extraordinaria faena frente a los Mets, Cueto hizo 122 lanzamientos, pero se siente orgulloso de que le dieron un voto de confianza al mantenerlo en la lomita para el noveno capítulo.

"El coach de pitcheo [Dave Eiland] y el manager [Ned Yost] me dijeron que si hacemos dos carreras más, tú vuelves para el noveno", expresó Cueto. "El plan mío era, como Salvador [Pérez] es un muchacho grande, le dije 'tienes que mantenerte bajito', allí es donde tiro la bola, donde él me la pida".

Los dos dirigentes se desbordaron en elogios para Cueto, que había sobresalido en el quinto juego de la Serie Divisional, pero que fuera vapuleado por los Azulejos de Toronto en el tercer encuentro de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

"El juego de hoy fue exactamente lo que esperábamos de Johnny", manifestó el dirigente de los Reales. "Mantuvo la bola bajita, cambió velocidades. Fue una faena espectacular".

Por su parte, el manager de los Mets, Terry Collins, expresó que "vimos que hasta en el noveno inning estaba cambiando velocidades, tirando strikes, usando su cambio, lanzando a ambos lados del plato, sacando a los bateadores de su ritmo".

Sus compañeros de equipo, comenzando con el receptor venezolano Pérez, y su paisano, el paracorto Alcides Escobar, indicaron que no sorprende que Cueto sea capaz de lanzar a ese nivel tan alto.

"Ustedes lo vieron, agresivo, mantuvo la bola bajita, se mantuvo arriba en la cuenta casi siempre", analizó Pérez. "Cuando tiras la primera bola en strike, esa es la clave, porque puedes usar todos los demás pitcheos".

"Siempre confiamos en Johnny, todos sabemos la clase de pitcher que es", elogió Escobar. "Cada vez que se sube a la lomita, pase lo que pase, hay que darle su crédito. Y hoy lo demostró".

BIEN POR ESCOBAR Y HOSMER: tanto Escobar como Eric Hosmer impulsaron dos carreras como parte del productivo ataque de 10 imparables de los Reales.

Hosmer extendió el récord de los Reales a 27 carreras impulsadas a lo largo de su trayectoria en la postemporada. Sus 15 remolcadas en 2015 son también una marca para Kansas City en un solo año de playoffs.

Por su parte, Escobar tiene ahora 20 hits en la postemporada de 2015, lo cual lo iguala con Lorenzo Cain (2014), Hosmer (2014) y Willie Wilson (1985), para la mayor cantidad de imparables de un pelotero de los Reales en una sola postemporada.

A MEDIO CAMINO: Esta es la 54ta ocasión en la que un equipo saca ventaja de 2-0 en la Serie Mundial. De los 53 que lo hicieron previamente, 42 conquistaron el triunfo absoluto ese año en el Clásico de Octubre.