Johnny Cueto hará historia este martes cuando suba al montículo en el Petco Park de San Diego, convirtiéndose de esta manera en el quinto lanzador dominicano que inicia un Juego de Estrellas en las Grandes Ligas.

Cueto, quien fue elegido por el dirigente de la Liga Nacional y de los Metros de New York, Terry Collins, escribirá su nombre junto a los de Juan Marichal (1965 y 1967), Mario Melvin Soto (1983), Pedro Martínez (1999) y Ubaldo Jiménez (2010).

Al igual que estos lanzadores, quienes se ganaron su espacio para abrir este encuentro, Cueto se lo ha ganado con su gran labor. En lo que va de temporada, el miembro de la rotación de abridores de los Gigantes de San Francisco acumula record de 13-1, (líder en la liga Nacional) con 2.47 de efectividad.

La República Dominicana, cuenta con cinco peloteros distinguidos con el premio de Jugador Más Valioso de un partido de estrellas y de ellos dos son lanzadores.

Entre los dominicanos, Marichal fue quien inauguró este grupo y es el único que lo ha realizado en más de una ocasión. En su primera participación en el año 1965, jugando para los Gigantes de San Francisco, el inmortal dominicano, conquistó el premio al Jugador Más Valioso del clásico celebrado en el Metropolitan Stadium de Minnesota, en la victoria 6-5 de la Liga Nacional.

Otro que brilló en su partición como iniciador fue Pedro Martínez, quien lució impresionante en el partido que se celebró en 1999 en el Fenway Park, hogar de su equipo de ese momento los Medias Rojas de Boston. El “Grande de Manoguayabo” lanzó dos entradas en blanco sin hits, ponchando a Barry Larkins, Larry Walker, Sammy Sosa, Mark McGwire y Jeff Bagwel, ganando la distinción como el MVP de esa edición.

Para saber si Cueto tendrá una participación historica, bastará con esperar su labor en el compromiso de esta noche en San Diego, reto que el mismo lanzador esperaba con ansias, “Antes me habían dejado plantado, pero estoy contento de que Terry me haya elegido” dijo el pitcher quisqueyano según MLB.