Los Indios de Cleveland tienen una dura tarea en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, como lo es vencer a los Azulejos de Toronto, algo que para el antesalista dominicano José Ramírez es posible alcanzar.

“Podemos ganar”, así se expresó Ramírez al hablar sobre la serie que se inicia este viernes en el Progressive Field, hogar de los Indios, en una entrevista publicada por Las Mayores.

A pesar de la seguridad de sus palabras, Ramírez es consciente de que el reto ante los Azulejos no será nada fácil de conquistar, por lo que, dijo, los Indios no se dormirán en los laureles y saldrán a buscar cada victoria.

“Tenemos confianza entre nosotros mismos de que podemos ganar, pero no como que nos creemos los mejores. Estamos jugando duro y gracias a Dios estamos logrando el éxito”.

Los Indios han logrado una temporada llena de éxitos, al salir victoriosos de la Serie Divisional, en la cual no eran favoritos ante los Medias Rojas, y el quisqueyano ha sido un factor importante tanto en la etapa regular del año, como en la postemporada.

Ante su rival por el campeonato de la Americana, los Indios tuvieron marca de 4-3 en la campaña, dependiendo en gran medida de su picheo (sus lanzadores permitieron dos carreras o menos en las victorias) y del bateo oportuno, factor en el que Ramírez ha sido el mejor dentro de los dirigidos por Terry Francona.

En la temporada regular, José bateó para promedio de .346 con cuatro jonrones y 69 remolcadas con corredores en circulación; con gente en posición anotadora conectó para .355 con un jonrón y 62 empujadas; con las bases llenas, .400 con 17 producidas, y con hombres en posición anotadora y dos outs .366 con ocho dobles, un jonrón y 32 llevadas al plato, números que lo colocaron entre los mejores de las Grandes Ligas en estas situaciones.

En la postemporada Ramírez está empatado en el liderato de bateo con promedio de .500 (10-5),  con un doble, y aunque no ha empujado carreras, ha anotado cuatro vueltas, líder en ese encasillado por los Indios.

Contra los Azulejos esta temporada tuvo números de .313 con dos jonrones y seis remolcadas y en el Rogers Centre de Toronto, su promedio fue de .350.

Seguir siendo un dolor de cabezas para los lanzadores es lo que tiene en mente Ramírez para esta serie, algo para lo que deben estar preparados los campeones del Este de la Liga Americana.