La entrega y pasión demostradas por José Ramírez en el terreno de juego le han abierto espacio en las Grandes Ligas y lo convierten en una de las piezas claves en el éxito de los Indios de Cleveland, quienes ocupan el primer lugar en la División Central de la Liga Americana.

La versatilidad y consistencia han sido las armas que Ramírez ha puesto a disposición del dirigente de los Indios, Terry Francona. En lo que va temporada sin contar la jornada de este martes, José ha disputado 85 partidos y se ha desempeñado en cuatro de las nueve posiciones que existen en la defensa.

Ramírez ha participado en 49 juegos en el jardín izquierdo, en 39 defendiendo la tercera base, en seis encuentros en la segunda almohadilla y en cuatro ocasiones en el campocorto. En cada una de esas posiciones el dominicano ha jugado una defensa de gran nivel y apenas ha cometido cinco errores (tres en la antesala, uno en el jardín izquierdo y otro en la intermedia).

Además del balance ofensivo que ha demostrado, su ofensiva ha sido consistente durante la temporada, en la que ha ocupado diferentes lugares en la alineación. Las estadísticas de Ramírez con el madero en las manos en lo que va de año son de .295 en promedio de bateo, con cuatro cuadrangulares y 41 remolcadas; además ha conectado 22 dobles, un triple y ha anotado 45 carreras.

Ramírez se ha desempeñado principalmente como quinto bate para los Indios, posición en la que batea para .284 con tres jonrones y 22 remolcadas en 155 turnos. Este desempeño no ha evitado que ocupe otros lugares en la alineación, en los cuales ha respondido con igual resultado.

Cuando ha sido utilizado como tercero en el orden al bate, acumula promedio de .417 en 12 turnos oficiales; como cuarto al palo conecta para average de .500 en cinco oportunidades al bate; como sexto tiene números de .303 con un jonrón y nueve remolcadas; en la séptima posición .462 con dos dobles y como noveno tiene promedio de .318 con tres dobles y cinco producidas.

Este desempeño, sin importar dónde ha sido utilizado, ha sido una de las razones por las cuales Ramírez se ha mantenido jugando a diario, para un equipo ganador como los Indios de Cleveland en esta temporada.