Los Mets de Nueva York firmaron este sábado al torpedero dominicano José Reyes con un contrato de ligas menores.

El dominicano, de 33 años, fue una de las figuras de los Mets entre 2003-11, aunque ahora tendría que acostumbrarse a un papel de utility, quien fue dado de baja por los Rockies de Colorado tras cumplir con una suspensión de 59 días por violar el reglamento de las mayores sobre violencia doméstica. El sábado se convirtió en agente libre.

"Tomamos la decisión de ofrecer un contrato a José después de contemplarlo a fondo y hablarlo con José, sus representantes, Grandes Ligas y varios departamentos de los Mets", dijo Sandy Alderson, gerente general de los Mets en un comunicado. "Estamos seguros que José aceptó la responsabilidad por sus actos y sus consecuencias, y hemos confirmados que está cumpliendo con las condiciones que le impuso MLB, incluyendo realizar terapia. Por lo tanto, creemos que merece una segunda oportunidad para volver a nuestra organización", expresó.

Los Rockies son responsables por los 39 millones de dólares que restan en su contrato, menos la porción prorrateada del salario mínimo de 507.500 dólares que pagarán los Mets.

Arrepentido

Reyes repitió su arrepentimiento por el incidente con su esposa, que ocurrió el año pasado en un hotel en Hawaii. "Como he dicho anteriormente, lamento profundamente el incidente que sucedió, y sigo arrepentido y lo lamento por mi familia", dijo Reyes. "Ya completé la terapia que exigió MLB, sigo en terapia, y seguiré en terapia en el futuro. Agradezco a la organización de los Mets por creer en mí, y por darme la oportunidad de volver a Nueva York".

Reyes tuvo promedio de .290 y cuatro temporadas consecutivas de al menos 50 base robadas en su época con los Mets, aunque su desempeño decayó después que se fue a los Marlins en 2012. Después jugó con Toronto y los Rockies.