El regreso de José Reyes a los Mets comenzó el domingo con Clase-A Brooklyn, donde el dominicano estuvo programado para jugar otra vez el lunes antes de ascender a Doble-A Binghamton o Triple-A Las Vegas.

Reyes, quien fue dado de baja por los Rockies la semana pasada tras violar el reglamento de las Grandes Ligas en torno a la violencia doméstica, vio acción en la antesala y fue el primer bate de Brooklyn. Bateó de 3-0 contra Clase-A de los Rays ante 7,851 espectadores en el MCU Park.

"Me dijo que se sentía como un niño con juguete nuevo", expresó Peter Greenberg, el agente de Reyes. "Más contento no puede estar. No durmió durante dos noches mientras esperaba que se concretara el acuerdo".

El quisqueyano jugó seis entradas en la tercera base. Atrapó un elevado en territorio foul en el segundo episodio y otro en el cuadro interior durante el quinto capítulo. Manejó su primera rodada fácilmente para completar un out en la sexta entrada.