Josh Tomlin es el integrante de los Indios que más tiempo lleva con la organización. El serpentinero de 32 años de edad fue seleccionado por Cleveland en la 19na ronda del draft amateur del 2006 e hizo su debut de Grandes Ligas con el club en el 2010. Desde entonces, el derecho ha ido a la postemporada dos veces, pero también ha visto a la Tribu terminar con más de 90 derrotas en dos ocasiones.

Después de todos esos altibajos, Tomlin hará la apertura más importante de su vida el martes. El diestro se subirá a la lomita por los Indios en el Juego 6 de la Serie Mundial ante los Cachorros de Chicago con la oportunidad de darle a la Tribu el triunfo que necesita para coronarse campeón por primera vez desde 1948.

Cleveland llega a dicho encuentro con ventaja de 3-2 luego de dividir los primeros dos partidos en casa y ganar dos de tres compromisos en el Wrigley Field.

En tres aperturas y 15.1 innings de labor por los Indios en esta postemporada, Tomlin tiene marca de 2-0 con efectividad de 1.76 y 11 ponches. El martes, estará lanzando con menos descanso de lo habitual, ya que tiró 4.2 ceros en el Juego 3 por la Tribu en el Wrigley Field el viernes, pero efectuó apenas 58 lanzamientos en dicho partido.

Tomlin, quien registró foja de 13-9 con promedio de carreras limpias de 4.40 en 30 presentaciones (29 aperturas) durante la temporada regular, no cree que ni la falta de descanso ni lo poco que trabajó en el Juego 3 vayan a ser factores el martes.

"Obviamente, eso es mejor que hacer 100 o 110 [tiros], pero en esta situación, es un ambiente un poco más estresante que un juego de campaña regular", señaló Tomlin. "Sin embargo, el cuerpo se siente bien. Me siento igual que la última vez, así que ojalá eso augure algo bueno para mí".

El manager de los Indios, Terry Francona, dice sentirse bien tranquilo dándole la bola a Tomlin en una situación apremiante.

"Si Tomlin no gana, no va a ser porque él mismo se haya vencido", dijo el capataz. "Todas las cosas de las que hemos hablado -- no intimidarse ante un reto y valorar los triunfos y cosas así, ser buen compañero de equipo, él encarna todo eso tanto o más que cualquier otro jugador que yo haya visto".

De su parte, Tomlin está bien consciente de la magnitud del partido del martes, pero asegura que no se dejará llevar por la presión.

"Sé que se trata del Juego 6 y que tenemos la oportunidad de ganar la Serie Mundial, pero uno no puede salir con la mentalidad de tratar de ganar el juego en el primer inning", expresó el monticular. "Hay que tomar las cosas un pitcheo a la vez y vivir en el presente, hasta que [Francona] venga y te pida la bola".