El jardinero Juan Carlos Pérez, elegido por los Tigres del Licey en el sorteo de jugadores nativos e importados que realiza Lidom, se defendió, al decir que es y seguirá siendo un jugador de las Águilas Cibaeñas y que no desistirá de su intención de participar en la semifinal con el equipo capitalino.

La carta dirigida a los fanáticos de las Águilas Cibaeñas fue colgada en las redes sociales Twitter e Instagram del Jugador.

En la misma Pérez dice que su decisión está tomada, que es un jugador profesional y que no cambiará su forma de parecer por presiones o amenazas, y también expresa que entenderá si deciden no apoyarlo en su decisión de participar con los Tigres, quienes son vistos como los principales rivales de las aguiluchos en la pelota local.

A continuación, la comunicación integra publicada por Juan Carlos Pérez:

“Fanáticos de Águilas Cibaeñas.

“Yo Juan Carlos Pérez decidí junto a mi familia inscribirme en el draft de nativos y continuar jugando béisbol invernal con el equipo que me eligiera tras la salida de nuestro equipo Águilas Cibaeñas en la serie regular, soy y seguiré siendo Aguilucho pero deben entender que este es mi trabajo y como profesional así lo haré, no haré caso a amenazas porque es una decisión tomada y porque yo respondo por mí, no por lo que hayan hecho otros jugadores.

“Me gustaría seguir contando con su apoyo pero si no lo hacen, los entenderé.


“Att: Juan Carlos Pérez (Pelotero Profesional)”

La actitud de Pérez contrasta con la decisión del jugador de los Tigres Anderson Hernández quien deicidio no participar con el conjunto de Santiago en el “round robín” del torneo 2012-2013, debido a la presión y amenazas que ha recibió luego que anunciara que se integraría al equipo cibaeño.