La carrera del “Caballo Azul” está pactada a larga distancia para el próximo torneo de béisbol otoño invernal.

“Si Dios lo permite y me da la salud estaré desde el principio hasta el final. Solo necesitamos el apoyo de los fanáticos en cada día, cada juego, cada inning”, dice Juan Francisco al ser entrevistado por Sussy Jiménez para LiceyTv.

Francisco no pudo jugar durante todo el verano luego de que una rotura total del tendón de Aquiles de la pierna izquierda lo sacara de acción en el pasado mes de noviembre. “Este año no jugué en ningún lado, he estado todo el año tomando terapia y creo que necesito más actividad deportiva, estar desde el principio para estar listo para la próxima temporada”, explicó el cuarto máximo productor de jonrones de por vida (54) en la liga.

Tras ser operado, el potente bateador no pudo realizar actividad alguna relacionada con el béisbol, y solo ser sometido a la terapia. “Hace dos o tres meses que empecé a trotar y correr, batear y fildear rodados.

Lo que espero es seguir mejorando cada día hasta llegar a estar al 100 por ciento”, añadió el jugador del cuadro y bateador designado. Está desde el primer día de las prácticas en las instalaciones de los Rojos de Cincinnati en Baseball City, Boca Chica.

Para Francisco esta será su sexta temporada con el uniforme azul, después de haber disputado sus primeras cuatro campañas con los Gigantes del Cibao. Fue el segundo seleccionado en el sorteo de novatos de 2007.

Ganó los premios de Novato del Año en 2008-2009 y Jugador Más Valioso en 2009 10 y 2010-11.

Encabezó la liga en OPS en 2008-09 con 1.065. En 2009-10 lideró el circuito en jonrones (11), vueltas remolcadas (42), hits (55) y slugging (.566).