Podría llegar el momento en esta primavera en el que el aclamado prospecto de pitcheo de los Dodgers, el mexicano Julio César Urías, deberá tomar una importante decisión: Vestir la camiseta de México en la ronda eliminatoria para el Clásico Mundial de Béisbol a celebrarse en marzo en Mexicali, o permanecer en Arizona y competir por un puesto con Los Angeles.

El zurdo de 19 años de edad ya sabe qué hará si la situación se le presenta.

"Mi primera opción sería quedarme aquí con los Dodgers y ver si hay una oportunidad para mí aquí", expresó Urías. "Prefiero estar con los Dodgers. Pero al mismo tiempo, me encantaría estar con el equipo mexicano".

Urías, el mejor lanzador prospecto zurdo de todo el béisbol para el 2016 según MLBPipeline.com, tuvo marca de 3-4 y efectividad de 2.77 en 68 1/3 entradas por Doble-A Tulsa el año pasado, con 74 ponches y solamente 15 pasaportes. Tuvo dos aperturas para el olvido en Triple-A Oklahoma City, pero a pesar de ello se combinó para tirar 80 1/3 innings en el 2015.

Urías lanzó una sesión del bullpen el martes en el Camelback Ranch, sede de los Dodgers en la primavera.

"Al hablar con gente que estuvo aquí en años recientes, el muchacho tiene una mirada diferente", dijo el piloto de los Dodgers, Dave Roberts. "Exhibe esa confianza de un chico maduro. Ahora mismo, siente que a nivel de Grandes Ligas, existe una oportunidad real para causar un impacto y eso es bueno".

Un factor que influirá en la competitividad de Urías esta primavera es la amistad/rivalidad amigable con su compañero de equipo, el puertorriqueño José de León. De León, el quinto mejor lanzador prospecto derecho de todo el béisbol, tiene su casillero al lado del de Urías y ambos han sido amigos inseparables este año.

"Es bien especial como lanzador y como persona", opinó De León, de 23 años de edad, acerca de Urías. "La forma en que hace las cosas y se maneja es admirable. Soy cuatro años mayor que él y admiro algunas cosas que él hace".

Producto de la Southern University, los Dodgers seleccionaron a De León en la 24ta ronda del draft amateur del 2013 y el boricua se ha dado a conocer rápidamente. El derecho hizo 23 salidas entre Tulsa y Clase-A Fuerte Rancho Cucamonga el año pasado, registrando promedio de efectividad de 2.99 y casi 13 ponches por cada nueve entradas.

"Quiero estar en salud y llegar a Grandes Ligas", manifestó De León. "Pero eso no está en mis manos. Puedo enfocarme en mí mismo y en permanecer sano. Hasta ahora todo se siente bien".

Se desconoce dónde arrancarán la temporada De León y Urías, pero Roberts aseguró que ambos "llevan camino" hacia las Grandes Ligas. El capataz también elogió el comando que tiene Urías sobre su recta y pitcheos secundarios, mientras que también destacó que "tiene que ver con ser consistente con el trabajo mientras crezca y madure".

"Cuando llegue (a Grandes Ligas), queremos que él y todos los demás se sientan convencidos de que esté listo para jugar a este nivel", indicó Roberts.

En cuanto a Urías, el sinaloense se está concentrando en ganarse un puesto en el equipo grande. Habla del Clásico Mundial de Béisbol sólo cuando se le pregunta al respecto. La República Checa, Alemania y Nicaragua completan el grupo de México en la eliminatoria.

"Me dijeron que aparezco en la lista, pero nadie me ha dicho nada todavía", confesó Urías. "Adrián [González] está aquí y su hermano [Edgar] es el manager, pero todavía no sé si estoy contemplado ahí. Me gustaría ser parte de ese equipo, pero le toca a México elegirme".