El pívot dominicano de los Timberwolves de Minnesota, Karl-Anthony Towns, fue proclamado hoy por unanimidad como el Novato del Año de la NBA.

Por segundo año consecutivo un novato de los Timberwolves se lleva el premio. En 2015 el título se quedó en poder del alero canadiense Andrew Wiggins.

De madre dominicana, Towns nació hace 20 años en el área de New Jersey, y ha jugado con la selección de República Dominicana. Recibió todos los 130 votos consignados por periodistas que cubren la NBA en Estados Unidos y Canadá.

Como el dominicano también ganaron por unanimidad esta distinción en 2013 el base Damian Lillard (Portland), en 2011 el ala-pívot Blake Griffin (Los Ángeles Clippers), en 1990 el pívot David Robinson (San Antonio) y en 1984 el pívot Ralph Sampson (Houston).

El Novato del Año tuvo un promedio de 18,1 puntos por partido, 10,7 rebotes y 1,7 bloqueos. Ayudó a los Timberwolves a ganar 13 encuentros más que en la temporada previa.

Los Wolves son el primer equipo que gana dos años seguidos este premio desde que los Buffalo Braves lo hicieron con Bob McAdoo y Ernie DiGregorio en 1973 y 1974, respectivamente.

Towns fue el primer novato que jugó como titular los 82 partidos de la temporada y ganó el premio de Novato del Mes de la Conferencia Oeste las seis veces en que se entregó durante la competición.

Los Timberwolves muestran ambición para la próxima temporada con el experimentado entrenador Tom Thibodeau y una plantilla en la que Towns estará arropado por el escolta Zach LaVine, el base español Ricky Rubio, el pívot senegalés Gorgui Dieng y el escolta-alero Shabazz Muhammad.

Towns anunció que donará el automóvil que recibirá a la Leukemia Lymphoma Society en homenaje a Flip Saunders, extécnico y expresidente de los Timberwolves, que fue el responsable de su elección en el sorteo universitario, y que fallecido en octubre por ese mal, al igual que sus dos abuelos, que también murieron de cáncer.