La estrella de los Spurs de San Antonio, Kawhi Leonard despejó las dudas sobre la relación que lleva con su compañero LaMarcus Aldridge, de quien se había rumorado deseaba salir del equipo por problemas entre ambos.

“Esto comienza conmigo y con Aldridge. Si ganamos el campeonato va a depender de que nosotros dos lideremos el grupo”, una afirmación de responsabilidad que agradecen oír los seguidores de San Antonio de alguien tan discreto y parco en palabras como es el alero de los Spurs.

Esto además afianza la corriente de que el rumor de posible salida del ala-pívot está más que enterrado.

Los Spurs se enfrentan este martes a los Warriors de Golden State en el primer partido de la temporada para ambos equipos, escenario donde Leonard y Aldridge, iniciarán su tarea de guiar a sus compañeros a la victoria.