Esta próxima madrugada el morbo está servido. Oklahoma City Thunder visita la capital de los Estados Unidos para enfrentarse a los Washington Wizards.

¿Y por qué este partido es tan llamativo? Solo hay una respuesta: Kevin Durant. El alero se convertirá en agente libre sin restricciones este verano y el conjunto capitalino podría ser su nuevo destino.

“Actualmente estoy centrado en cómo puedo ser mejor en cada partido. No hablo de volver, porque ya estoy de vuelta, pero sí de coger el ritmo de competición. Todo lo demás llegará (agencia libre), pero vamos a esperar a cuando llegue ese momento, y entonces cruzaremos ese puente”, dijo Durant.
Rehúye hablar sobre su futuro

“Realmente no le estoy prestando mucha atención”, admitió. “Realmente no me gusta que todo esto se centre en mí. Esto llega conmigo, es una parte de mí, pero todavía me estoy acostumbrando. Aprendí a llevarlo un poco, pero sigue siendo incómodo”, explicó el jugador.

Tras siete temporadas en la franquicia de Seattle/Oklahoma, Durant pisará la agencia libre por primera vez en su carrera. Sin duda es el gran aliciente del mercado 2016.

“La agencia libre es como una temporada y la verdad, no debería ser tan importante”, señaló. “Entiendo que tienes que centrarte en las esperanzas y en esperar a que un jugador llegue a tu equipo. Pero no hablo sobre mi futuro, solo de la agencia libre y de mi futuro. Te haces ilusiones. Vas arriba y abajo, y luego no les gustas como jugador. Quizás se pone demasiado énfasis en todo esto. Pero todo es parte de este juego”, admitió.