El base Kemba Walker aportó 22 puntos y encabezó el ataque de los Hornets de Charlotte que se impusieron por 87-82 a los Bucks de Milwaukee, a pesar que perdieron por lesión al pívot titular Al Jefferson.

Junto a Walker, el alero francés Nicolas Batum aportó 15 puntos, el escolta Jeremy Lamb llegó a los 14 y el ala-pívot Marvin Williams logró 12 y siete rebotes, que también ayudaron a los Hornets (10-7) a ganar el quinto partido en los últimos seis que han disputado, todos en su campo del Time Warner Cable Arena, de Charlotte.

La nota negativa para los Hornets fue la perdida de Jefferson que sufrió un tirón muscular en la pierna izquierda cuando faltaban 5 minutos para el fin del primer cuarto.

A pesar de la ausencia de Jefferson, que no regresó al campo, los Hornets tuvieron hasta 11 puntos de ventaja en la segunda parte, pero los Bucks a falta de 1:05 minutos para el final consiguieron el empate en el marcador (80-80) después que el pívot Greg Monroe hizo una penetración a canasta y anotó.

Los Hornets respondieron con Batum de protagonista al anotar un triple a falta de 19 segundos para el final y Walker anotó canasta y dos tiros de personal que sentenciaron el marcador a favor del equipo de Charlotte.

Monroe con un doble-doble de 17 puntos y 10 rebotes volvió a ser el mejor jugador de los Bucks, que también tuvieron el apoyo del escolta O.J.Mayo, que llegó a los 12 tantos, segundo máximo encestador del equipo en una lista de cinco jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

Pero los Bucks no pudieron evitar lo que fue la tercera derrota consecutiva que los deja con marca perdedora de 6-11.