El verano de Kevin Durant ha sido de todo menos tranquilo. SI todo comenzó a agitarse sin remedio cuando decidió irse de los Thunder y convertirse en jugador de los Warriors, más tarde vino su (notable) participación en los Juegos Olímpicos y un final que desembocó en medalla de oro.

Todo un cúmulo de emociones, estrés y críticas que el alero ha tenido que saber canalizar para poder dar lo mejor de sí con el combinado de Estados Unidos.

“Ha sido una terapia para mí después de hacer un gran cambio en mi vida”, comentó Durant en una entrevista para The Vertical. “[El oro] ha hecho mi vida más fácil, porque sabía que me venían bastantes críticas encima. Ha sido algo muy diferente para mí; pero venir aquí, en un ambiente donde la gente me acepta y no se preocupa por nada más que ser mi amiga y ya está, es algo que necesitaba”.
¿A Tokio 2020?

Durant se ha convertido en una cara habitual en las concentraciones del Team USA. Ya se ha puesto dos veces en el cuello el metal más deseado y ahora surge la duda de si habrá una tercera ocasión, tal y como ha hecho Carmelo Anthony.

“No lo puedo decir en estos momentos. Por esas fechas tendré 31 años, camino de 32”, dijo el jugador durante la conferencia de prensa tras la final olímpica.

Justo al decir esas palabras, Carmelo Anthony saltó con humor y rápidamente apuntilló: “¡Por supuesto que va a jugar en 2020 y 2024! Estoy en lo cierto”.

Mientras Durant se reía por el rápido grito de Anthony, volvió a decir que le encantaría “pasar a Melo [en oros], solamente porque se trata de Melo. Pero realmente no sé si volveré a jugar o no. ¿Quién sabe? Ya veremos. Nunca sabes qué va a pasar en cuatro años”.