La paliza que infligió Cleveland Cavaliers a Golden State Warriors en el tercer partido no ha dejado en buen lugar a Kevin Love. La clase del ala-pívot de los de Ohio es innegable, pero los números están ahí. Con él de titular: dos derrotas, 83 puntos por partido y un balance global de -48. Sin él: un triunfo, 120 puntos y un balance de +30.

Es justo ese hecho el que ha levantado suspicacias sobre si a Cleveland le conviene que esté de vuelta para el cuarto partido –se perdió el tercero por una conmoción cerebral sufrida en el segundo–. Pues bien, la imagen del día es la de Love entrenando en The Q junto a sus compañeros, donde se le ha visto realizando lanzamientos a canasta.

Aunque haya regresado a los entrenamientos, ese hecho no asegura que vaya a estar presente en el ‘Game 4’. La NBA exige que cualquier jugador en su caso realice ciertos ejercicios antes de que se le permita jugar, tal y como marca el protocolo; sin embargo, eso no asegura un dictamen favorable, el cual, de cualquier manera, no se conocerá hasta el mismo día del partido cuando sea evaluado.

Lue, a la espera

Viendo que la opción de tener disponible a Love se acerca, Tyronn Lue ha sido cuestionado sobre si el ala-pívot sería titular o comenzaría desde el banquillo. El entrenador de los Cavs no tiene respuesta: “No lo he pensado todavía”.