El final de la temporada regular está cada vez más cerca y eso en el caso de Kobe Bryant significa que lo que está a la vuelta de la esquina es el final de su carrera.

El escolta de los Lakers declaró ayer no haber sido “plenamente consciente” que apenas le restaban “cinco partidos en casa” antes del choque que su equipo perdió ante Washington Wizards. “Es una locura”, dijo Bryant. “Eran cinco y ahora son cuatro. Es una locura”.

Bryant afirmó que planea jugar los nueve partidos que restan a los Lakers entre los que deben jugar en el Staples Center y a domicilio. “Salvo que algo drástico ocurra, sí”, apostilló Bryant.

Jugará en Salt Lake City

El número 24 de los Lakers confirmó que este lunes jugará ante Utah Jazz en Salt Lake City, una cancha que le “trae muchos recuerdos”.

“He salido perdiendo un montón de veces, también he ganado un montón. Siempre ha sido uno de los mis lugares favoritos para jugar porque el público está encima de ti. Es uno de los últimos pabellones en los aún se puede sentir el ruido. Es increíble que vaya a ser mi último partido allí”.