El exjugador de baloncesto Kobe Bryant reconoció estar viviendo "una experiencia muy surrealista" durante la proclamación hoy en la ciudad de Los Ángeles (California) del "día de Kobe Bryant" (24/8, los dos dorsales con los que jugó en la NBA).

"Es una experiencia muy surrealista que designen un día en tu honor, pero pasar toda mi carrera luciendo esa armadura dorada (en referencia a la vestimenta de Los Angeles Lakers, su único equipo) ha sido una enorme bendición", manifestó Bryant durante el acto celebrado en el ayuntamiento de Los Ángeles.

"Lo primero que pensé al enterarme fue: '¿Qué?' Estaban mis hijas delante. Les comenté que al menos ese día yo tendría control sobre la televisión en casa. Y me dijeron que de eso nada", bromeó Bryant.

"Nunca me imaginé algo así. Estar aquí hoy con mi familia me da mucho orgullo", comentó el deportista, que quiso mandar un mensaje a aquellos jóvenes que crecieron soñando con tener una carrera como la suya.

"Tienes que trabajar. Para hacer tus objetivos realidad, hay que esforzarse cada día. Eso es lo que me ha permitido estar hoy aquí", sostuvo.

El escolta, que acaba de cumplir 38 años, pasó los 20 años de su carrera en las filas de los Lakers y esta ha sido la manera de la ciudad de darle las gracias por su dedicación y lealtad.

Para el alcalde de la urbe californiana, Eric Garcetti, Bryant demostró durante su carrera que Los Ángeles tiene un gran "espíritu de lucha", y le dio las gracias a título personal por ser "infrecuentemente leal en una época en la que la gente cambia de equipo como si se tratara de un traje".

Kobe Bryant se retiró la pasada temporada de la NBA con cinco campeonatos en su palmarés y como el tercer máximo anotador de la historia de la competición con 33.643 puntos

Por su parte, el concejal de la ciudad José Huizar destacó los esfuerzos de Bryant para aliviar el problema de la mendicidad en la ciudad.

Bryant y su esposa, Vanessa, crearon la fundación Kobe and Vanessa Bryant Family Foundation (KVBFF), dedicada a mejorar las vidas de jóvenes y familias necesitadas. A lo largo de los años, la fundación se ha asociado con organizaciones locales como Step Up on Second, My Friend's Place o United Way para conseguir esos objetivos.