En plena vorágine de rumores sobre su posible retirada al término de la presente temporada, cobra fuerza una opción que pocos esperarían pero que tiene todo el sentido del mundo.

A Kobe Bryant, a pesar de su larga ausencia en las canchas tratándose convenientemente sus lesiones, a pesar de ello y de haber dado un tiempo muerto a sus rodillas, a Kobe le está costando volver a ser Kobe. Los Lakers no ganan partidos, y aunque está promediando 16,5 puntos lo está haciendo con un 32% de tino.

Y en este espectro que tanto empieza a oler a probable adiós, Kobe entiende que si cuelga las zapatillas, lejos de poder hacerlo a lo grande con su equipo de toda la vida si tiene la posibilidad de hacerlo con el combinado nacional.

Así lo ha desvelado Associated Press, medio al cual el propio Kobe explicó este lunes sus razones para desear su asistencia. De decidir finalmente legar su taquilla del Staples, los JJ.OO de Río 2016 le abren la ventana a una despedida por todo lo alto.

Jerry Colangelo conoce de sobra este pensamiento que revolotea en la cabeza del ’24’, y de llevarlo es el propio Kobe quien revela cual sería su aportación y desde que peana: “Desde una perspectiva de liderazgo y desde la defensa”. El escolta concluyó reconociendo que esta última partida con la selección “significaría un mundo” para él.