Sólo seis meses tuvieron que pasar para que José Mourinho vuelva a una banca técnica. Luego de ser despedido de Chelsea a fines de 2015, el técnico portugués no duró mucho sin trabajo y Manchester United lo contrató para reemplazar a Louis Van Gaal de cara a la temporada 2016/2017. 

El portugués arriba a los Diablos Rojos con la clara intención de sacar de las tinieblas a un equipo que no sale campeón desde la temporada 2012/13 y fue protagonista de las instancias finales de la Champions League por última vez en 2013/14, cuando llegaron a cuartos de final. 

Pero la llegada de The Special One traerá grandes cambios en Old Trafford y el técnico intentará implementar su filosofía al club, además de buscar buenos resultados. Y uno de los primeros arreglos que quiere hacer el técnico es disminuir el plantel, tal como lo ha hecho en sus clubes pasados. Al igual que cuando fue campeón con Chelsea en 2014/15 con una plantilla de sólo 23 jugadores, ahora espera no tener a más de 24 futbolistas en el primer equipo, según informó The Daily Mail. 

Por eso, muchos ya empiezan a ver su puesto en duda y el que parece tener su salida asegurada es Juan Mata. Sabido es que el portugués y el español no tienen una buena relación y así quedó claro cuando compartieron en el segundo periodo del técnico en Chelsea, donde, pese a que el mediocampista venía de ser elegido por dos años consecutivos como el mejor del equipo, el jugador no tuvo chances y fue vendido al Manchester United a los cinco meses.

Con este panorama, el mediocampista tendrá que buscar nuevo club, sino sería enviado a entrenar a las juveniles del club, según agrega el citado medio inglés. Sin embargo, no sólo Juan Mata está en este complicado panorama, ya que en su "lista negra" de jugadores que no serán considerados también está Daley Blind, Marcos Rojo y Bastian Schweinsteiger.