La estadounidense Sloane Stephens, número 30 en la clasificación mundial, logró este sábado en Auckland (Nueva Zelanda) el segundo título de su carrera al vencer en la final, por 7-5 y 6-2, a la alemana Julia Goerges.

La jugadora de Florida, de 22 años, dobló sus esfuerzos en la jornada de hoy, en la que debió afrontar, primero, su compromiso de semifinales ante la danesa Caroline Wozniacki, suspendido el viernes por la lluvia. Por 5-2 dominaba Sloane Stephens a la exnúmero uno cuando las condiciones meteorológicas obligaron a la organización a cancelar la penúltima jornada de competición en Auckland.

Este sábado certificó Stephens su pase a la final con el definitivo 6-2 y 7-6 (3) y, en su segunda aparición en la pista central, extendió su racha ganadora.

Tras verse en desventaja (4-5) ante Julia Goerges, Sloane Stephens se anotó nueve de los once juegos siguientes y resolvió el encuentro en una hora y 16 minutos, por 7-5 y 6-2.

"No te puedes preparar para jugar un set y que la lluvia te obligue a terminar el partido a la mañana siguiente y luego volver a jugar por la tarde. Simplemente, tienes que seguir adelante y dar lo mejor de ti", indicó tras el choque Stephens, quien inauguró su palmarés en el circuito profesional el pasado año, en Washington.